LA TRAICION

WOKER

 

En  una campiña holandesa, a pocos kilómetros de Amsterdam, una niña y una joven juegan alegremente. La joven es rubia, de pelo rizado y bonita. La niña se le parece, pero su cabello es negro azabache.

El día es soleado, en invita a estar al aire libre, haciendo algo. María y Frida lo aprovechan muy bien.

Viven la casa de sus padres,  ubicada a la orilla del camino que conduce al castillo Von Daniken. Allí vive Ingrid, una señora de origen alemán. Otto, su sobrino, la visita todos los veranos.

María suele verlo cabalgar en su caballo negro, en los bosques cercanos al castillo. Es bien parecido, de ojos azules y cabello negro.

Ese verano, Otto ha venido como muchos veranos a ver a su tía y disfrutar de unas vacaciones de dos semanas. Hay rumores de una posible guerra, pero nadie se atreve a hablar de ello.

Otto es capitán del ejercito alemán y tiene buen prestigio en su batallón. Lo reconocen por lo correcto, exigente, y  su  amor a Alemania.

María está entre los árboles, observando como él hace ejercicios de destreza con su caballo. Tiene total control.

Percibe la mirada de la muchacha, pero se hace el distraído y de vez en cuando la mira por el rabillo del ojo. De pronto, decide rodear el árbol en donde esta la muchacha y la sorprende. María casi se desmaya del susto al ver al capitán aparecer  por detrás. La mira fijamente a los ojos y ella siente miedo, pero le devuelve una mirada dulce que él no puede resistir. Luego, Otto le sonríe. Parece unos diez años mayor que ella. Le pregunta de donde  es y cual es su nombre. Le dice que vive cerca de allí y que se llama María. Le explica que le gustan mucho los caballos, pero que nunca ha montado uno. Entonces él se ofrece a enseñarle, pero en otro momento  pues tiene que regresar a ver a su tía. Ella se sonroja un poco y agradece la invitación. Quedan en encontrarse al día siguiente, por la mañana temprano.

Esa mañana María se levanta tempranito, y se arregla muy bien para ir a su clase con Otto. Está muy contenta. El castillo queda a media hora de su casa caminando normalmente.

Cuando llega, Otto la espera con los caballos ensillados. El negro de él y uno blanco para ella.

Lo saluda con una sonrisa. El toma su mano y la besa como si fuese una princesa.

Luego, le explica como debe montar el caballo y las maniobras básicas para poder manejarlo sin problemas. La ayuda a subir y salen de cabalgata al bosque.

María monta bastante bien para no tener experiencia. Otto la vigila de cerca y admira su belleza. Le gusta su cabellera rubia y la mirada de mujer-niña. Ella lo mira de reojo.

El tiempo pasa rápidamente. Llega la hora de regresar. Quedan en encontrarse al día siguiente a la misma hora.

Así, durante diez  días Otto y María se encuentran para realizar la cabalgata matinal.

Esa mañana, Otto recibe un telegrama en donde le piden que regrese a Alemania en forma urgente. Prepara todo para  partir en el tren de media mañana. En ese momento llega María, como todas las mañanas. Al ver que no están los caballos preparados, ella toca la puerta y atiende él. Le explica que tiene que regresar a Alemania. Que sentía no poder realizar una ultima cabalgata. Ella le desea suerte en el viaje y se va a su casa triste.

Otto está en el tren, ya está por partir. Hubiese querido quedarse mas. Le gusta esa muchacha holandesa, pero la patria esta primero.

María, esta escondida en el anden de la estación. No quiere ser vista por él. Esta sentado en su camarote, pensativo. Ella lo ve partir, y sin  querer una lagrima se escapa de sus ojos.

El primero de septiembre de 1939 Alemania invade a Polonia.  Comienza la segunda guerra mundial.

Holanda es ocupada pocos meses después. María no vuelve a saber de Otto. Ella y sus padres viven encerrados por temor a que les pase algo. Los alemanes no los molestan. Solo buscan a poderosos  o a judíos.

Otto participa en la invasión a Francia y otros países. Recibe una medalla de honor del propio Hittler y es ascendido a Coronel. Eso lo llena de orgullo.

Han pasado casi tres años de que Otto no visita a su tía. Es su única pariente viva. Pide licencia para ausentarse por diez días. Se la conceden dado los logros que tiene.

Llega por la mañana, muy temprano. Su tía se alegra mucho de verlo. Tiene temor porque le pase algo en esta guerra. Hablan de  todo, y ella le cuenta que a pesar de la ocupación alemana, no ha sufrido ningún inconveniente. Tal vez porque saben que es la tía de un coronel alemán comenta ella.

Después de desayunar, Otto decide realizar su cabalgata matinal,  pero antes de se dirige a casa de María. El no ha podido olvidarla. Cuando llega, ve que la casa esta bastante descuidada. Parece abandonada. Toca la puerta, y después de un  tiempo atienden. Es una persona grande y bastante vieja. Le pregunta por María. Con temor, dice que no está allí. En ese momento, María escucha la conversación y reconoce la voz de Otto. Sale a ver y le explica a su abuela que es el sobrino de Ingrid. No puede disimular la alegría de verlo. El se sorprende al encontrar una bella mujer. La niña quedó en el recuerdo.

Le pregunta si quiere ir a cabalgar. Ella acepta gustosa. La sube en su caballo y se dirigen al castillo para buscar otro para ella.

Está muy contento de encontrarse nuevamente con María. Ahora es una hermosa mujer y si es descubierta por otros alemanes, mas de uno la desearía y eso la pondría en peligro.

Se dirigen al bosque en donde solían ir antes de la guerra. Esta un poco cambiado, pero no parece que estuviesen en guerra allí. Luego de un rato de cabalgar se detienen a la orilla de un arrollo. Dejan los caballos atados a un árbol. Y se van a sentar junto a una piedra. Habla del temor con que su familia a vivido durante todo este tiempo. El le explica de la necesidad de la guerra y de las buenas intenciones de Hittler. Ella no responde nada. Solo escucha y mira sus ojos azules. 

Dice que esta contenta de verlo nuevamente. Cuenta que extrañaba las cabalgatas y que hubiese querido preguntarle a su tía por el, pero tenia mucho temor de salir. El entiende eso. Ir a su tía podría haberla expuesto innecesariamente.

Otto le dijo que esta bonita, que parece una verdadera mujer. Ella se sonroja y agradece el cumplido.

Quedan en encontrase al día siguiente. La buscaría, para evitar de que tuviese que ir sola hasta el castillo.

Otto se queda  pensando en María. Es una mujer muy bella y realmente corre peligro si algún soldado alemán la descubre. Tiene que encontrar alguna manera de protegerla. Tal vez sea bueno que ella y su familia se muden al castillo. Pero no estaba seguro de que solo eso fuese suficiente.

Al día siguiente, María lo espera con ansiedad. El llega esta vez con el caballo blanco de María.

Al verla se sorprende nuevamente. Esta radiante. Eso lo inquieta. Es una mujer deseable y hermosa en medio de una guerra.

Se van  al bosque. Luego de un rato, dejan los caballos atados a un árbol y comienzan a caminar a la orilla del arroyo. Si alguien los viera por allí, pensaría que son  dos enamorados.

En determinado momento, ella tropieza con una piedra y cae al agua. El por querer ayudarla también pierde el pie en el arroyo y cae. Ríen como niños y se toman de las manos para sostenerse. La mira con  deseo y ella también. Sus cuerpos se acercan y el beso sigue a ese deseo. Ella no ha sido besada por nadie y solo se deja llevar por el. Todo es natural. Como si lo hubiesen hecho antes.

Luego suben a su caballos y regresan. Otto le explica a sus padres del incidente y se despide.

María lo ve irse. Ese beso la llevó al cielo. Su cuerpo experimentó tantas sensaciones que desconocía pudiese sentir. Esta ansiosa porque llegue el día siguiente para verlo nuevamente.

Otto esta contento y preocupado. Pronto tendrá que irse y sabe que ella corre peligro en donde está. No quiere que le pase nada malo. Además, ahora siente algo especial por María: quiere cuidarla.

Al día siguiente se encuentran nuevamente. Van al lugar de siempre, pero esta vez Otto le pide que fuesen a caminar, en lugar de cabalgar. Le dice que ella es importante para él,  que desea cuidar de ella,  pero pronto tiene que estar en Berlín. Entonces, casi sin pensarlo mucho le pregunta si se casaría con él. Queda sorprendida por la pregunta. Ella tampoco ha pensado en esa posibilidad. Lo mira profundamente y sella un sí con  un beso en los labios.

Otto estaba contento y quiere comentar la noticia a su tía lo mas pronto posible.

Regresan  al castillo y van de inmediato a ver a la tía Ingrid. Ella estaba encantada por la noticia. Le pregunta para cuando será la boda. El le dice que quería que fuese antes de partir a Berlín. Ingrid se compromete a realizar todos los preparativos para ese  domingo. Ambos están de acuerdo.

Es domingo, y la iglesia esta llena. Otto espera en el altar vestido con su uniforme de gala. Como todo casamiento, la novia se hace esperar. Ella ha sido vestida con la ayuda de Ingrid. Le ha prestado el vestido que había usado para casarse con el tío de Otto, aunque lo  reformó para adaptarlo a la talla de María.

De pronto, María aparece en la puerta de la iglesia. Todos los que la conocían quedan admirados. El vestido es sencillo. Ella luce como una verdadera princesa.

Después de las bendiciones del padre se besan y salen de la iglesia bajo una lluvia de granos de arroz. Un automóvil militar los espera en la puerta.

Se dirigen al castillo, en donde esperaban todos los invitados. Es una gran fiesta. Ingrid se  ha encargado de todo.

Están muchas viejas familias holandesas y también militares alemanes. Algunos son compañeros de Otto y otros superiores. A media noche, como es la costumbre, los novios abandonan la fiesta.

María esta nerviosa. Es su primera vez. Otto sabe como tratar a una mujer. María siente un inmenso placer al unir su cuerpo con el de su esposo.

Al día siguiente, Otto parte a Alemania. Esta apenado por dejar a María, pero no puede llevarla. A pesar de todo, el piensa que ese lugar es mas seguro que Alemania.

María acompaña a su esposo a la estación de trenes. Esta triste. No quiere llorar frente a él. Lo despide con un beso y una gran sonrisa. El le grita que pronto volverá.

María se queda a vivir con Ingrid en el castillo. A pesar de sentirse muy acompañada con su tía política, todos los días va a visitar a sus padres.

La guerra avanza y de todas las semanas recibe noticias de Otto a través de cartas.

El ingreso de EEUU a la guerra ha retrasado mucho el ataque alemán. Los americanos están infiltrando espías en diferentes frentes alemanes para poder descubrir las debilidades desde adentro.

María recibe muchas noticias estando en el castillo. Algunas hablan de las atrocidades de los alemanes. Ha comenzado a pensar de que Hittler solo  quiere el poder y no el bien de los pueblos conquistados. Para  mantener la dominación se vale de la complicidad de poderosos en cada país, quienes  colaboraban por temor de perder lo que tienen.

En una de  las tantas veces que María va a la casa de sus padres, se encuentra con un extraño. Sus padres le explican de que es un aliado americano que ayudara a liberar a Holanda de los alemanes. Se pone nerviosa, pues su esposo es un militar alemán. Si se entera tal vez haría fusilar a sus padres. Luego se calmó un poco. Alex le explica que solo  desea saber algunas cosas, que no la expondrá ni a ella ni a su familia. Ella le dice que no podrá colaborar, pero que no dirá nada.

Ese día se va al castillo muy preocupada. No puede hablar con Ingrid de ese tema. Pensaría mal de ella.

María recibe cartas de Otto, aunque mas espaciadamente. Hace dos años que no ve a su esposo. En la ultima le dice que en menos de un mes estará allí. Esta contenta por la noticia de Otto, pero también esta preocupada. No le gusta la idea de callar acerca de lo que sabe del americano. Por otro lado, si lo denuncia, estaría denunciando a sus padres. Otto puede amarla, pero ella sabe que para el  primero esta la patria. No sabe que hacer.

Como todos los días, María va a ver a sus padres. Pero ahora esta preocupada. Tiene miedo de que su marido se entere. Al llegar, encuentra a Alex, esta montando un equipo de radio. Ella no entiende porque sus padres se han metido en eso, sabiendo que su esposo es alemán. Tampoco puede juzgarlos, ella es holandesa. Ese día,  aparta a Alex de los demás y le pide que se vaya. Explica que su situación es delicada. El esta de acuerdo, pero le pide un tiempo mas, hasta que encuentre un lugar adecuado.

Otto llegara en tres días. María está impaciente. También tiene miedo. Espera que para ese entonces Alex se haya ido de la casa de sus padres.

Ese día María va a la casa de sus padres no solo para visitarlos, sino para ver que Alex no este allí. Cuando llega se da con que el todavía está. Eso la pone mal. Pregunta cuando se irá. El responde que en dos o tres días mas. Ella pide que se vaya en ese momento. Explica que su esposo está por llegar en unos días mas y esta exponiendo a sus padres y a ella también. Alex promete que se partirá en un día mas.

María va al día siguiente a ver si Alex se ha ido realmente. Espera no encontrarlo.

Otto está en anden de la estación de trenes. Ha adelantado su viaje. Quiere darle una sorpresa a María. Va al castillo y se entera que ella esta en la casa de sus padres. Decide ir a buscarla. No quiere esperar mas. Hace algo inusual, se pone su ropa de montar con lo cual no parece un soldado alemán y va a buscarla en caballo. Deja el caballo escondido y entra por el lado de atrás. En ese momento descubre a Alex que llevaba un equipo de comunicaciones a un camión que esta bien camuflado con  paja. Se esconde porque no quiere ser visto por el extraño. De  inmediato se da cuenta lo que pasa. Luego de esconder el equipo entre la paja, Alex sube al camión y se va.

Cuando María ve entrar a Otto por la parte de atrás de la casa se queda helada. No sabe si Alex ha sido visto por su marido. Otto entra rápidamente y por un momento ve preocupación en los ojos de su esposa. Luego ve esa sonrisa tan amplia y dulce de la cual se había enamorado. La abraza fuertemente y luego la besa. Saluda  a los padres de María y a los  hermanos. Después invito a toda su familia a una cena en el castillo y lleva a su esposa del brazo. Esta un poco incomoda, siente que su marido la esta arrancando de allí.

Camino al castillo el le pregunta quien era la persona que llevaba un equipo de comunicación en un camión camuflado. Ella miente y le dice que en la casa de sus padres no había nadie con equipo de comunicación. Ella sugiere que tal vez era solo una persona que estaba cerca de allí. El decide no insistir por el momento. Extrañaba mucho a su esposa y quería disfrutar su estadía.

A la noche, después de despedir a sus suegros y los hermanos de María, Otto pregunta nuevamente a María. No puede dejar de pensar en ese intruso. Ella responde que no conoce a nadie con esa descripción. Que no había nadie en la casa de sus padres, además de ella y sus hermanos. El dice que esperará hasta la mañana siguiente que ella lo piense bien, y que no tolerará la mentira.

María duerme muy tensa pensando que le diría a su esposo. Si habla con la verdad diciendo que Alex era un espía que estaba en la casa de sus padres, era lo mismo que denunciar a sus padres. Y si dice que no lo conocía, tal vez Otto no podría averiguar mas nada y quedaría en una duda producto de una coincidencia.

En la mañana siguiente Otto pregunta a María nuevamente. Ella responde que no sabe nada. Otto decide no hablar mas sobre el tema. Pero tiene la certeza de que esa persona esta relacionada con sus suegros y tal vez con su esposa, que ahora le esta mintiendo.

En el desayuno, María esta muy callada. Otto habla con su  tía, y  comentaba algunas cosas sin importancia.

Después del desayuno Otto le dice a María que ira a ver a uno amigo que esta en Amsterdam. Ella no dice nada y se limita a despedirlo con un beso.

Otto sabe que su esposa le miente. Piensa que lo hace por no denunciar a sus padres. El sabe que si descubren que sus suegros son espías o están relacionados con  espías el también puede ser acusado. Ama a su patria. No puede permitir eso.

Al llegar a Amsterdam va a hablar con Hans, un amigo que también es coronel del ejercito alemán. Hans esta contento de ver nuevamente a Otto. Luego de hablar de algunos pasajes de la guerra Otto le pregunta si sabe algo de actividades de espías en ese lugar. Hans le confiesa que no. Luego pregunto el porque de la pregunta. Decide  contarle que el sospecha de que sus suegros están relacionados con un espía. Entonces comenta el incidente que tiene con un extraño en la casa de sus suegros. Su amigo le aconseja que lo mejor es apresar a sus suegros. De esa manera estará salvando su honor ante la patria. Esa tarde, los padres de María son detenidos por Hans.

Al llegar al castillo, Otto le comenta a María que sus padres han sido detenidos por espionaje. Se pone  a llorar diciendo que eso era mentira. Otto trata de calmarla.  Pregunta si él puede hacer algo por ellos y el le dice que no.

Al día siguiente María decide decir que ella era la traidora. De esa manera salvaría a sus padres. Otto se pone mal. No puede creer que su propia esposa lo traicione.  La toma del brazo y le dijo que no puede hacerle eso. Le pide que diga la verdad. Ella dice que es la culpable,  y que sus padres no tienen nada que ver.

Otto decide llevar a su esposa para ponerla a disposición de Hans, el coronel amigo. Hans queda sorprendido, pero sabe que si Otto denuncia a su esposa, es porque es la verdad.

Otto le pide a su amigo que se olvide de que es su esposa y que la trate como a un traidor a Alemania.

Ella le explica al coronel alemán que sus padres no tienen nada que ver. No esta convencido, pero cede por tratarse de personas muy ancianas. Los padres son liberados y María queda recluida en un calabozo.

Hans siempre ha deseado a esa mujer. Ahora es su prisionera y puede disponer de ella como quisiera.

María esta atada de sus muñecas a un aro  en lo  alto de la pared. Prácticamente esta en puntas de pies. Si no se mantiene así, la cuerda se ajustara sobre sus muñecas produciéndole dolor.

Esta triste porque su propio esposo la ha puesto allí. El solo ama a su patria.

La consuela saber que sus padres están libres. Lo había escuchado de los soldados que la tienen prisionera.

Hans ha decidido interrogarla al día siguiente. Quería que estuviese mas débil. De esa manera seria mas fácil sacarle la verdad.

María no tiene fuerzas para seguir de  puntas de pies. Tiene las piernas acalambradas. Ya no resiste mas. De pronto, ve entrar luz y la silueta de un oficial alemán. Este ordena a sus soldados a que la bajen.

La bajan como si se tratara de una bolsa de papas y la ponen en una silla con las manos atadas por detrás. Luego se retiran y la dejan sola frente al oficial.

María esta tan abatida que no sabe que es el propio amigo de su marido el que esta al frente.

Hans comienza, explicando que si ella delata a sus colaboradores tal vez podría salvar su vida.

María no sabe nada. O muy poco. Por otro lado tiene que decir cosas que la impliquen a ella y no a sus padres. Dice que el espía se llama Alex, pero que en este momento no sabia donde estaba pues no se había comunicado nuevamente con el.

Hans piensa que ella le oculta mas información y continua preguntando durante largo rato.

María es hermosa. Ahora esta a su merced. Si ella no confiesa tendría que matarla de todas maneras. Porque no satisfacer sus deseos entonces. Hans es un buen soldado, pero ahora está dominado por sus deseos. Comienza a tocarla. Ella no tiene fuerzas para resistirse. Esta tirada sobre el respaldar de la silla. De pronto, tapa su boca con la mano y comienza a ultrajarla. Si a su  amigo no le importa meter a su esposa a un calabozo, porque tendría que importarle a el. Ella no puede creer lo que esta viviendo.

Después de terminar el interrogatorio sin ningún éxito respecto de obtener mas información, Hans llama a dos de sus soldados para que cuelguen nuevamente y se retira.

Los soldados saben perfectamente lo que ha pasado. Piensa que si su coronel lo había hecho porque no ellos. En ese momento, María es nuevamente ultrajada por los soldados. Ha perdido la noción de su cuerpo. No siente nada. Cree que esta muerta y esta pagando sus culpas en el infierno.

La dejan colgada atada al aro de la pared, pero no tan alto. Tal vez sintieron un poco de piedad.

Al día siguiente, ve nuevamente la figura de un oficial que entra al calabozo. Al lado hay otra figura de oficial que la habla.

No sabe quien es. Luego cree reconocer la voz de Otto. Le pide que diga los nombres de sus colaboradores. Esa seria la única forma en que se salvaría. Ella, casi sin fuerzas, dice nuevamente que no sabe mas nada, que ya había dicho todo. Al ver que María no dá mas información, Otto se retira del lugar.

A los pocos minutos, comienzan a sonar sirenas de emergencia. Estas indicaban un bombardeo inminente. Pasan unos minutos y comienzan los estruendos de las bombas.

Los soldados, que vigilan a María, se van a un lugar mas seguro y dejan la puerta del calabozo abierta.

En ese momento, una pequeña sombra se acerca a María y la desata. Esta débil, pero desea salir de allí. Es su hermana Frida la que la está desatando. Se alegra mucho. Ella le dice que la sacará, que confíe.

María y Frida comienzan a correr dentro del cuartel alemán buscando la salida.

En ese momento, Otto la ve y le indica a Hans que María esta escapando. Hans envía a tres soldados para que la capture.

Ya falta poco para llegar a la puerta. El bombardeo es intenso. Afuera las espera Alex, en un camión. De pronto, María ve a tres soldados a sus espaldas. Están quietos, mirando. Cada vez los ve mas lejos. Luego ve el cuerpo de su hermana menor, tirado abajo. Finalmente ve otro cuerpo a su lado. Se reconoce. Ya no siente dolor. Ve una luz brillante que la atrapa y la envuelve y se deja llevar.

El bombardeo a pasado, Otto se acerca y ve el cuerpo inerte de su esposa. Toma sus manos y  comienza a llorar.

V/2000

 

Logo3.jpg (1650 bytes)

Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario - Graffiti  

Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos

Ediciones Anteriores:
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario

Copyright © 2000/2007 cayomecenas.com - Todos los derechos reservados.