EL VIAJAR DE IMPROVISO A OTRAS DIMENSIONES
Parodia en un solo Acto

Carlos Duarte Viterbo 
Karviter



Todo en la vida parece que llega a su debido tiempo, o inesperadamente y cuando uno menos lo piensa, o cuando las circunstancias le ganan en el juego de la vida.

Sin embargo, hay momentos de espera, de calma, de sorpresas, y de cambios de  rutinas. Hoy acá, se sonrie a la vida, mas luego la vida no nos sonrie de la misma manera.

Nunca se quieren llevar a cabo las inhóspitas despedidas. Pero cuando llega  el momento, ese que nunca se sabe cómo, ni cuando, ni el por qué, es cuando la inevitable situación nos lo dibuja.

Llega ese momento sin planearlo, mientras estar al frente de cada situación con preferencias, y al decir que cuando uno nace en este mundo, nace desnudo, nace sin nombre, nace sin futuro, solamente nace a iniciar un llanto de gozo, o decir nació y vió la luz. Pero cual luz ve? la luz del infinito......?  Claro queda, y empieza su virtual niñez, que sigue ascendiendo, y recibiendo los dones naturales y los demas aleluyeros contrastes de la misma vida.

Se emerge ante sí una esperanza, llega la vida, la familia, los hijos, nietos y aun puede llegar cojeando esa inevitable vejez, y luego el desamparo obligado.

Sigue un tiempo de silencios, sigue el viento llevando los responsos idos.  Quizas lleguen las tiernas despedidas, o quizas un silencio casi sepulcral.  Tambien puede llegar un tiempo que nadie sabe de nada y de pronto renace desde algun lugar predestinado, de un lugar que nadie sabe cómo sale... o cómo 
se lleva a cabo, por el margen de la vida.

Lo único que es aconsejable, es que no hayan los lamentos cotidianos.  Ni siquiera que se diga ahí se ha marchado, y sin saberse la noticia del por qué marchó, y adonde se fué, y en dónde está?

Solo se puede tejer una mágica esperanza. Porque todo lo que se oculta, o se esconde en un misterio, puede a la larga brotar en un momento dado, y dar en las pautas del éxito, o la emergencia dictada por el mismo destino.

Ser paciente en el momento de cambiar los rumbos, es aconsejable, mas nunca espera el fracaso, solamente el cambio que se hace en la vida, para depurar el espíritu, y reiniciar, no una nueva vida, sino un vida mejor, sin tropiezos, ni decir que se renueva nada, solo que se pasa a otro nivel de cultura, de inicio regular,y por ende de concluir las etapas iniciadas.

Sólo el destino juega en nuestro ambiente predilecto, quizás ayer sería mejor que hoy, pero como el mañana no existe, quizás es mejor un mañana cuando la nefasta resolana de la desdicha, se sepulte en los olvidos del ayer....

Casi todo esto le puede suceder al ocasional lector presente, al vecino que ha llegado a la madrugada luego de una noche de bares, le puede suceder a un fulano de tal que vivió frente a la acera aquella, le puede suceder a mí, o a quien la suerte le llegue, mas no os afaneís, que solamente es una idea casi 
loca, o casi cuerda, y que de todos modos es una parodia de la vida que se discurre alpasar los cimientos de la esperanza, o a los inevitables misterios ahogados en un silencio de lontana sucesión de cada vida. Ni se sabe, sólo que se puede ocurrir por aquello que el destino tiene reservado hasta la consumación 
de todos los siglos revividos en la trascendencia opcional de la cadena viviente.

Con ganas de volar en busca de una brújula de Inocencias,

Logo3.jpg (1650 bytes)

Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario - Graffiti  

Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos

Ediciones Anteriores:
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario

Copyright © 2000/2007 cayomecenas.com - Todos los derechos reservados.