CAYENDO LA HOJA

Paco Gómez Torres

¿Qué miras
con esos ojos cerrados,
tus manos gastadas
y el corazón manchado?
  El pueblo donde naciste,
el silencio sepulcral,
y ese árbol moribundo
que espera...
que está.
Ahora que ya no llama tu mirada
háblame con tus labios sin color
de la edad de las cosas,
de la soledad brindada por el tiempo,
de tu vida perdida
entre manteles de algodón
¿Qué querrán de ti
si tu presencia llama al recuerdo
y lo adorna con tu pelo blanco?
Espero que al consumirse la llama
el dolor no sea tan fuerte,
y que el último beso
no agote tus recuerdos,
guárdalos con cariño
para que no se los lleve el viento,
ese viento por el que caen las hojas.

 

ULTIMO ALIENTO

Paco Gómez Torres

Lloran los ríos y la savia del mar los devora.
Al desgarrarse este con el rugir de un viento
se desatan mis mas temidos sentimientos,
venganza y odio, deseo y rabia
hacia aquel que se consideraba mi amigo.
No temo al viento, ni al mar, ni al río,
ni tan siquiera a eso que me hace rugir sin motivo,
sólo quisiera ser aire para volar sin fin,
agua para huir de aquí,
y sal, para posarme allí.
Pero sí temo a la muerte,
a la lenta muerte,
a la larga espera,
al agujero sin fondo y sin escape
que envuelve con sus sombras hasta al alma más noble.
Huyo del presente
deseando en un futuro
no recordar mi pasado y,
rezo por permanecer aquí
mientras tú estés aún allí.
Tranquilo y sereno vuelo, tranquilo y cansado siento,
tranquilo y herido caigo de nuevo... al suelo.
Y allí muero.  

 

 

Logo3.jpg (1650 bytes)

Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario - Graffiti  

Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos

Ediciones Anteriores:
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario

Copyright © 2000/2007 cayomecenas.com - Todos los derechos reservados.