ANGELES DE LOS PUENTES

Anahilda García


El sol amaneció brillante, el cielo con un azul intenso. Hoy me fuí a caminar por toda la ciudad, quería conocer gentes, pero no las personas que viven en sus casas y que lo tienen todo! No, esos no me interesaban. 
Quise caminar debajo de los puentes cerca del río en los puentes que estan llenos de miserias y de lágrimas, los puentes que saben de verdades, de las tristezas y las desventuras de los pobres, que no tienen un lugar caliente donde vivir, que no tienen absolutamente nada, ni amor, ni futuro, y que tienen un presente tan triste, tan vacio y el pasado no quieren recordarlo. Esa gente que es noble de corazón, pero un corazón angustiado, triste, un corazón que jamás pensó en nacer para vivir en esa horrible miseria; quizás quién sabe uno de esos hombres fué un niño feliz pero no todo el mundo tiene un final dichoso, quizás uno de ellos no aprovechó lo que la vida le ofrecía. O tal vez el destino le jugó un papel negativo sin promesas sin futuro. 
Caminé un poco más y me acerqué a uno de ellos, le pregunté "que había sido de su vida", me miró y dos grandes lagrimas cayeron por sus mejillas, las mias brotaron y quisieron acompañarlas. 
Le puse mis manos en los hombros, se sintió protegido, a lo mejor era la primera vez en muchos años que alguien ponia las manos en sus hombros. Me sentí impotente al notar su desdicha, siguió llorando, y guardó silencio, le dije que me acompañara y siguió a mi lado. 
Seguimos caminado por toda la orilla debajo de los puentes, sus amigos con el hambre reflejada en sus rostros le miraban extrañados. 
El seguia triste. Y yo pensaba que diferente es la vida para muchos. Por qué tan distintos? Por qué no somos iguales? Por qué si nacemos del vientre de las madres seres humanos llenos de amor tenemos que tener miserias? 
Habian algunos que solo dormian, tal vez llenos de drogas, no sienten hambre. Duermen y asi pueden soñar con Dios o soñar con la luna , con el universo entero. 
Oh Dios! por que tanta probeza? mi corazón estaba completamente deshecho lloraba amargamente. Yo hubiera querido tener todo el amor del universo y entregarles a cada uno de ellos y quitarles un poco de dolor y de miseria. 
No pude mas! quise regresar , me sentí vacia sin nada, pero en el fondo me sentí feliz porque pude ver en los ojos de todos ellos que aunque la miseria y la incertidumbre se veia reflejada, en el corazón de cada uno de ellos estaba Dios, tienen sentimientos , tienen vida. Las lágrimas del hombre que me acompañaba me llenaron de paz. 
Y sentí un amor tan inmenso que podia regalarlo al mundo entero. Y les entregué mi corazón. 

 
(15/02/00) 

Logo3.jpg (1650 bytes)

Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario - Graffiti  

Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos

Ediciones Anteriores:
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario

Copyright © 2000/2007 cayomecenas.com - Todos los derechos reservados.