INDIA

Jeannette Pesquera

 

Cierta vez... en un pueblo muy muy lejano..habitaba una indiecita, India era su nombre.  India

vivía en un lugar muy bonito, rodeada de gentes buenas.  Su choza era de colores brillantes y

resplandecía ante los ojos complacidos de los demás.  El verde de los campos y el azul de las

aguas rodeaban su morada. La vida no había sido cosa fácil para ella, pero el destino le había

recompensado poniendo muchas cosas lindas en su camino. A su alrededor siempre habian

miles de aves de hermosos plumajes ofreciéndole su suave canto. India sentía que le faltaban

muchas cosas es su vida, sin embargo había aprendido a vivir tranquilamente en medio de la paz

que todo aquello le ofrecía.   India amaba los pajaros y amaba el    sentimiento que inspiran,   amaba

su canto, ... les escribía constantemente versos y poemas que le nacian del alma y reflejaban sus

ilusiones.   Una tarde,  mientras india observaba extasiada las azules aguas de un hermoso paraje 

donde se había dirigido, un ave dulce en extremo y de extraordinario plumaje se posó frente a ella y

comenzó a emitir los cantos mas hermosos que India hubiera   escuchado en su vida.   Aquel canto...

diferente totalmente a todos los que había escuchado   anteriormente,  le invadió el alma,  le invadió

el ser y se sembró en su vida como un tatuaje   indeleble.    India tomó aquel ave en sus manos,  la miro

detenidamente  y observó maravillada   que todas las características que poseía eran justo las que

conformaban sus anhelos, y quiso   aquel ave para ella.  Sin pensar en nada mas tejió un mundo de

hermosas fantasias e ilusiones que giraban en torno al ave.  Cometió muchos errores... Ya las otras

aves, aún cuando eran importantes no tenian de ella la misma atención y centró su vida en torno al ave de

canto celeste.   Cerró sus ojos y se negó a pensar que en realidad no le pertenecia.  Pasaron los días

y los meses y el ave continuó a su lado, pero un buen día, cuando mas intensa era la admiración y el

sentimiento que aquel ave le inspiraba, quizás sintiéndose acorralada, sintiendo que erraba, el ave necesitó

huir, necesito partir y volver al azul de cielo, donde pertenecía. Su misión era una diferente a la que estaba

realizando. India lo comprendió, abrió sus manos y las elevó para permitir que sucediera, que el ave volara y

volviera a su mundo.   Lloró como nunca...lloraron sus ojos y lloró su alma, sintió que su mundo se

resquebrajaba, y esa noche, en medio de su dolor, elevó sus ojos hacia el cielo y le pidió a su Dios que le

diera una nueva luz, la verdadera, la que sólo EL puede proveer, y Dios la escuchó. Aquella noche India pasó

horas enteras hablando con su Dios, pidiendo una explicación, y su Dios lleno de inmensa sabiduria le hizo

comprender que nada pasa por casualidad, que aquel ave había pasado por su vida para mostrarle todo lo

bonito que puede ser su canto...para que lo conociera y para que lo llevara por el resto de su vida grabado

en el alma.   Voló el ave...no su canto... ni su recuerdo!!    La vida es justa y nada pasa por casualidad.  Todo

tiene una causa, un por qué, un cómo, un   cuando y hasta un hasta cuando. Todos los dolores desaparecen,

aún los mas intensos, pero el sentimiento queda y es eterno. India vivirá por el resto de sus días con el

recuerdo vivo de un ave que en algún momento sintió suya y que de alguna manera lo fue, solo que India

tiene ahora el conocimiento y la convicción de que cada flor que se marchita, abre paso a una nueva

primavera, y de que su mundo esta lleno de cantos diferentes, cantos fraternos, cantos de aves que estan

dispuestas a adornar sus días con sus melodias. El canto de los amigos y las personas que la aman.

Seguramente en lo sucesivo india tratará de conservar, alimentar y hacer crecer esas aves y esos cantos que

se convertiran en millones de luces que juntas formaran una luz aún mas grande que aquella que un día por

ser tan intensa y tan bonita la deslumbró, la que aquel ave le ofrecía.

 

 

Logo3.jpg (1650 bytes)

Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario - Graffiti  

Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos

Ediciones Anteriores:
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario

Copyright © 2000/2007 cayomecenas.com - Todos los derechos reservados.